Carretera Austral, tramo Chile Chico – Chaitén

ritagrafia-carretera-austral

Chile es un país que se encuentra fragmentado por su geografía. En el extremo austral tenemos una gran barrera natural: Campos de Hielo Sur, lo cual impide continuar el camino por tierra dentro del territorio, para cruzar desde Magallanes hacia el norte, a la región de Aysén.

Tenemos 2 opciones: Seguir por tierra cruzando a territorio argentino, tomando la ruta 40, para luego ingresar a Chile por algunos de los pasos fronterizos que existen, o por vía marítima. Hace pocos meses se inauguró el recorrido en barcaza Puerto Natales – Puerto Yungay, que permite conectar ambos territorios sin salir del país, una excelente noticia!!, lástima que no estaba para el tiempo que nosotros realizamos el viaje. Tuvimos que tomar la opción 1, y cruzar a argentina desde Puerto Natales. Por causas climáticas nos fuimos en bus desde Puerto Natales hasta Chile Chico, en un largo y agotador viaje por la ruta 40, que atraviesa la infinita y estéril pampa argentina.

La Carretera Austral se extiende desde Puerto Montt hasta Villa O’Higgins, en más de 1400km por la patagonia, en esta sección detallaremos el tramo que realizamos nosotros, comenzando en Chile Chico hasta Chaitén.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Chile Chico

Cruzamos desde el pueblo de Los Antiguos en Argentina hacia Chile por el paso Jeinimeni. La ruta está pavimentada y es casi plana. En unos 15km llegamos a territorio chileno.

Chile Chico es un pequeño y tranquilo pueblo a orillas del lago General Carrera, tiene un microclima muy especial, que lo hace más templado que el resto de la región, principalmente porque está al otro lado de la cordillera. Acá pueden encontrar banco y comercio para comprar víveres, también hay varias opciones de camping y cabañas, recomendamos “Lo de Ale” en la entrada oriente del pueblo. Chile Chico fue uno de los pueblos más afectados por la erupción del volcán Hudson en 1992, donde casi desapareció bajo las cenizas.

El clima en esta zona depende de la temporada, es más lluvioso que la región de Magallanes, pero con mucho menos viento, el gran peligro es la escarcha, que en ocasiones no se ve y puede provocar más de algún accidente. De todas maneras hay que ir preparado para las 4 estaciones en un día!!

Para seguir hacia el norte puedes rodear el lago General Carrera, o cruzar en barcaza hacia Puerto Ibañez. Nosotros tomamos esta opción, y luego de 3 horas de viaje por este hermoso lago de aguas glaciares, llegamos a Puerto Ibañez. Es un pueblo pequeño, donde la mayor actividad es en verano con sus fiestas costumbristas.

Desde Puerto Ibañez hay que subir una larga cuesta hasta llegar a la parte alta donde hay un mirador. Luego el camino sigue en un continuo sube y baja donde pasas varias lagunas, yendo a los pies de hermosas montañas nevadas. A 31km llegamos al cruce con la ruta 7, la famosa Carretera Austral, desde aquí tomamos rumbo sur, hacia la izquierda, para ir a Cerro Castillo. Luego de 9km de bajada continua llegamos a esta villa.

Cerro Castillo

Es una pequeña villa a orillas de la carretera, de aires campestres y rurales. El gran atractivo que tiene es el cerro que le da su nombre, esta montaña colosal de 2.675m tiene una forma única, que evoca castillos mágicos de leyendas ancestrales. Existen rutas para subirlo y recorrer sus alrededores. Otro lugar imperdible es el “Paredón de las manos”, donde se aprecian en las rocas las huellas de manos dejadas por los Tehuelches, además se puede ver en las rocas la acción y movimiento de los glaciares que cubrían este lugar hace miles de años.

Hay varios sitios de camping, recomendamos “La Araucaria” con don Felidor, ahí llegan muchos viajeros, puedes compartir y conocer toda la tradición local, y si tienes suerte quizás tengas asado!!

Desde Cerro Castillo hacia Coyhaique son 106km pavimentados. Hay que devolverse los 9km que ahora son pura subida hasta el cruce, y luego empieza la “cuesta del diablo”; una serie de curvas cerradas en ascenso, por unos 15km aproximadamente, hay que tener mucho cuidado con la escarcha, que a veces no se ve. Luego de subir llegamos al portezuelo, con una vista increible de las montañas alrededor nuestro, acá es común ver huemules y pudúes. En este lugar, por ser clima de montaña, hace mucho frío, y en invierno está nevado.

Luego llegamos al cruce hacia Balmaceda, pequeño pueblo hacia el este, donde se encuentra el único aeropuerto de la región. Seguimos nuestro camino hacia el norte, acá la vegetación disminuye un poco, pero el paisaje sigue siendo espectacular. Llegando a Coyhaique podemos apreciar una gran formación rocosa en forma vertical, llamada la “muralla china”, y luego podemos apreciar el Cerro Mckay. El camino es mixto, con partes planas y mucha subida/bajada.

Coyhaique

Es la capital de la región de Aysén. Tiene poco más de 80 mil habitantes, acá puede encontrar comercio, servicios y hospedaje. En los alrededores de la ciudad existen muchas rutas rurales y reservas para conocer, con hermosos paisajes y postales.

Recomendamos entre otros:

  • Lago Atravesado

  • Piedra del Indio

  • Monumento dos lagunas

  • Reserva nacional Coyhaique

  • Cerro Mckay

En esta zona, dependiendo de la época, el frío es el dominante. En el camino la escarcha es muy peligrosa, y existe en varios tramos, por lo que hay que tener mucha precaución.

Saliendo de Coyhaique rumbo norte se encuentra una agotadora cuesta de 8km, pero la recompensa está al final, donde llegamos al Mirador Marchant, con una hermosa vista al valle y la ciudad a lo lejos. Un poco más allá se encuentra el cruce Villa Ortega, que es el trazado original de la Carretera Austral, pero no está pavimentado y el camino es complicado, por lo que no recomendamos esa ruta. Luego el camino comienza a bajar a través de un valle, el camino es muy hermoso, atravesamos un túnel (donde recomendamos usar luces), y luego seguimos el camino bordeando el Río Simpson. A 35kmn desde Coyhaique encontramos la reserva Rio Simpson, donde puedes acampar y disfrutar del hermoso paisaje a orillas del río.

Puerto Aysen

El camino continúa bastante plano en general, pero con mucha curva. Este tramo de la carretera es, quizás, el más transitado, no existe berma y circulan muchos camiones, por lo que debemos manejar muy a la defensiva y con todas las precauciones necesarias. A 48km llegamos al cruce Viviana, y 20km más hacia el este llegamos a Puerto Aysén, una pequeña ciudad a orillas del río homónimo.

Uno de los atractivos es el puente Presidente Ibañez, declarado monumento nacional, y uno de los símbolos de la región. También puedes recorrer la plaza, la feria artesanal, y si tienes más tiempo ir hacia la costa o subir alguno de los cerros que rodean esta ciudad. Un poco más al sur se encuentra Puerto Chacabuco, donde llegan y zarpan embarcaciones hacia Chiloé, Puerto Montt, Laguna San Rafael, y llegan varios cruceros.

De vuelta llegamos nuevamente al cruce Viviana, y seguimos rumbo norte. El camino es hermoso, rodeado de bosques y montañas. Los primeros kilómetros el camino es bastante plano, pero desde los 25km aproximadamente desde el cruce se vuelve muy sinuoso, lleno de largas cuestas y peligrosas bajadas. Después de 44km desde el cruce llegamos a Villa Mañihuales.

Villa Mañihuales

Un pequeño poblado al costado de la carretera, acá pueden abastecerse, aunque no existe mucho comercio. Un buen lugar para hospedarse es el ex-refugio para ciclistas que había, los precios son mucho más baratos que las cabañas. Pueden consultar más detalles en el café que está frente a la Copec.

Luego seguimos camino por la Ruta 7, carretera austral. En todo este tramo el camino está pavimentado, hasta el cruce hacia Puerto Cisnes. La ruta comienza plana, pero luego cambia a continuas subidas, bajadas y curvas. En el camino encontramos a 16km el Lago Pedro Aguirre Cerda, donde se puede acampar con una hermosa vista. El camino se interna por los cordones montañosos y bosques, eso genera que la ruta sea tan sinuosa y con mucho desnivel, por lo que también tenemos paisajes y postales increibles, montañas, nieve, bosques, praderas, ríos y lagunas.

Unos 10km antes de llegar a Villa Amengual bordeamos el hermoso Lago las Torres, que ofrece una panorámica única, mezcla de cordillera y bosques, y también si desean pueden acampar en la reserva del mismo nombre. Nosotros continuamos el camino, y poco antes de llegar a Amengual tenemos una gran bajada hasta llegar al río, cruzamos el puente y comienza una fuerte subida, hasta llegar a la villa.

Villa Amengual

A 56km desde Mañihuales llegamos a Villa Amengual, una pequeña localidad al paso. En verano hay mucha actividad y fiestas costumbristas, pero en la fecha que pasamos nosotros (Junio) no había mucha actividad. Hay algunos hospedajes y un almacén, también puedes visitar la biblioteca municipal.

Saliendo de Villa Amengual por la ruta 7 enfrentamos una larga subida a través del bosque, luego el camino se vuelve sinuoso hasta que llegamos al mirador Río Cisnes, un muy bello punto donde puedes apreciar la profundidad del valle y su río, uno de los más grandes de la región. A continuación vienen varios kilómetros de bajada continua, acá mucho cuidado con la escarcha “negra”, en lugares donde no llega el sol. Continuamos bordeando mayormente el Río Cisnes, y la vegetación comienza a ser más tupida y frondosa, nos acercamos a la selva patagónica. Luego llegamos al viaducto “piedra el gato”, una de las partes más dificiles de construir en la Carretera Austral, donde tuvieron que dinamitar y abrirse paso entre la roca y quebradas.

A 33km llegamos al cruce hacia Puerto Cisnes, doblamos a la izquierda y continuamos rodeando el río, el camino está pavimentado hasta el km15 desde el cruce, luego es ripio en regular estado, en algunas partes muy suelto y otras con barro, ya que existen trabajos para pavimentarlo. El camino tiene algunas subidas, pero no tan grandes.

Puerto Cisnes

A 28km desde el cruce llegamos a este hermoso pueblo, de bella arquitectura, tranquilo y limpio. Su costanera es muy linda y nos entrega una gran postal del canal Puyuhuapi. Podemos también conocer el balneario, el único de la región, su iglesia y un mirador que nos entrega una panorámica del sector. En verano se celebra la fiesta del pescado frito, una razón para volver en esas fechas por allá!.

De vuelta llegamos al cruce, y retomamos la Ruta 7. Desde aquí hasta el poblado de La Junta el camino es ripio, unos 100km aproximadamente.

Acá comenzamos una de las partes más dificiles del camino, la Cuesta Queulat. 8Km de subida intensa y agotadora por un camino de ripio, en algunas partes muy suelto y lleno de barro; a nosotros por la fecha nos tocó el camino con mucha escarcha, tanto que parecía nieve, y mucho frío, hasta -2°C en zonas de sombra. El camino es muy pesado, a veces no queda otra que subir caminando con la bicicleta al lado. En el camino encontramos el “Bosque Encantado”, una reserva que nos permite recorrer senderos entre la selva patagónica y llegar a un mirador, con una vista increible de ventisqueros, lamentablemente aquí no se puede acampar. Seguimos y llegamos al portezuelo, que se ubica a 500msnm; luego comienza una bajada tan compleja como la subida. La bajada tiene una pendiente muy fuerte, y muchas curvas cerradas, acá debemos tener un muy buen manejo de los frenos, la bicicleta con el peso tiende a ganar velocidad, pero en esta ocasión no podemos irnos “a la vela”. Después de 15km de un peligroso recorrido dejamos atrás la temida cuesta, que nos trajó más de un problema. A estudiar la ruta, la capacidad física de cada uno, y tomar todas las precauciones necesarias.

Desde aquí comienzan trabajos en la vía, por lo que hay bastante barro, maquinarias, y en varias ocasiones el camino se estrecha en 1 sola vía. El camino se encuentra cerrado de lunes a viernes entre 13 y 17hrs, por lo que es preferible pasar el fin de semana, o muy temprano, de todas formas es bueno planificar bien este tramo. Son aproximadamente unos 3km de trabajos, luego el camino continua sin grandes pendientes, sin embargo en invierno es muy peligroso por la escarcha. Nosotros sufrimos una fea caída en un puente, y si no fuera porque Susana lleva su casco puesto, hubiera sido mucho más grave ya que éste absorbió la mayor parte del impacto; y más adelante fuimos testigo del volcamiento de una camioneta producto de la misma escarcha. Esto es una muestra de que el casco nos puede salvar la vida, y que debemos siempre prepararnos para las peores condiciones.

A 27km desde el inicio de la cuesta encontramos una posada, y 9km más encontramos el Camping Ventisquero, en el cual puedes acampar o quedarte en el “autobús mágico”, un bus antiguo adaptado para los viajeros, tiene combustión a leña, y hasta un sofá. Muy recomendado!!

Desde el camping pueden visitar el Ventisquero Colgante Queulat, uno de los imperdibles de Carretera Austral, donde se pueden internar en la selva patagónica, ver flora y fauna, hasta llegar al mirador, con una fantástica vista al ventisquero y sus cascadas, también existe otro mirador donde pueden contemplar el lago donde llegan las aguas del ventisquero, y un hermoso río de un color turquesa intenso producto de los sedimentos que trae el glaciar.

Continuamos por el camino, y a unos 10km aproximadamente nuevamente existen trabajos en la ruta, donde también se cierra el camino entre 13 y 17hrs, en este sector están dinamitando ciertos tramos por lo que se debe tener mucho cuidado y respetar los horarios de trabajos.

Puyuhuapi

El camino desde el camping va bordeando un hermoso canal, donde la vegetación llega hasta el mar, y nos entrega increibles paisajes, no existen grandes desniveles. En el camino también encontraremos unas termas. Después de 21km de recorrido llegamos a Puyuhuapi, un pueblo a orillas del canal del mismo nombre, de hermosos paisajes y arquitectura de influencia alemana. En verano tiene mucha actividad turística, y se pueden recorrer los alrededores, donde se asegura un bello paisaje hacia donde vayamos.

Saliendo de Puyuhuapi tenemos una larga subida, y luego el camino cambia a sectores planos, bajadas y subidas, siempre en ripio. Acá también existen trabajos en la ruta, pero no hay cortes como en los anteriores. El camino avanza entre las montañas y bosque selvático, nos encontramos con el hermoso Lago Risopatrón, donde a 12km desde Puyuhuapi existe un camping, muy bello. Unos 10km desde el camping el camino se encuentra asfaltado, hasta llegar a La Junta

La Junta

A 45km desde Puyuhuapi llegamos a este pueblo a orillas del camino, acá puedes encontrar comercio y alojamiento, también una estacion de bencina en caso que necesites inflar las ruedas de tu bici, aunque siempre recomendamos llevar bombin, dentro de nuestras herramientas.

Saliendo de La Junta llegamos a un puente y un cruce, desde aquí podemos ir a Raúl Marín Balmaceda y Lago Verde, luego enfrentamos una fuerte pendiente hasta llegar a un mirador, donde podemos apreciar el hermoso Río Palena y parte del camino que debemos seguir. Despues de una gran bajada el camino continua entre curvas, pero un poco más plano. A unos 10km se acaba el pavimento y comienza el camino de ripio. El camino continua muy sinuoso, entre subidas y bajadas bordeando el río Palena, cruzamos un puente y luego de unos 30km existe un refugio-paradero al lado del camino, que puede ser una alternativa si te pilla la noche, aunque es muy pequeño.

El camino continua y vuelve al pavimento, llegamos a Villa Santa Lucia, desde donde existe una bifurcación para ir a Futaleufú. Luego viene la Cuesta Moraga, que tiene una larga y fuerte subida, seguida de una extensa y peligrosa bajada, en un total de 15km aproximadamente. Es tan complicada como la cuesta Queulat, y también están realizando trabajos en la ruta; en este sector también hay zonas de derrumbe, por lo que hay que tener mucha precaución.

El camino continúa bordeando el hermoso Lago Yelcho, uno de los más grandes de la región, para luego cruzar puente sobre el río donde el lago desagua. Es una hermosa postal donde ves el gran lago rodeado de bosques y cumbres nevadas. Desde el puente hasta Chaitén el camino está pavimentado, la ruta continúa sin grandes desniveles entre el tupido bosque, y a 19km llegamos al cruce con El Amarillo, donde existen termas, sectores de camping y un increible paisaje. Desde aquí se puede ver el imponente volcán Corcovado, con su forma triangular casi perfecta.

Desde Villa Santa Lucía hasta Chaitén practicamente no existen poblados, son más que nada pequeñas localidades y parcelas, en más de 76km, por lo que tenemos que buscar donde acampar si nos pilla la noche, o pedir refugio en la gente de la zona, que por lo pronto son muy afectuosos y hospitalarios.

Chaiten

Desde El Amarillo seguimos por 27km hasta llegar a este pueblo, donde el año 2008 hizo erupción el volcán, del mismo nombre, que está a pocos kilómetros. La erupción sepultó al pueblo, generó lahares, y destruyó miles de hectáreas de bosque que pertenecen al Parque Pumalin. La población fue obligada a evacuar, pero de todas maneras volvieron. Ahora es un pueblo en crecimiento, que está en una reconstrucción constante, tiene comercio, hospedajes, banco, etc. Acá puedes visitar el sector que está cerca del Río Blanco, que atraviesa el pueblo, se pueden ver las huellas de la erupción. Casas sepultadas, bosques quemados, y varios metros de espesor de ceniza volcánica. Puedes recorrer la playa, que tiene casi 1km de ancho y se encuentran restos de árboles, escombros y metros de ceniza. Acá nos emociona la fortaleza y empuje de sus habitantes, que aprendieron a vivir a los pies de este volcán (de solo 800msnm).

La Carretera Austral continúa hacia el norte, llegando hasta Puerto Montt. Nosotros también recorrimos esa hermoso ruta, pero será parte de la próxima Rutagrafía. Donde detallaremos el circuito Patagonia insular-continental de la región de Los Lagos.

Les dejamos por último un cuadro de distancias y una galería de fotos con la ruta que hicimos.

Cuadro de distancias en km

Puerto Ibañez – Cerro Castillo

40

Cerro Castillo – Coyhaique

106

Coyhaique – Puerto Aysen

68

Puerto Aysen – Mañihuales

64

Mañihuales – Villa Amengual

56

V. Amengual – Puerto Cisnes

61

Puerto Cisnes – Puyuhuapi

87

Puyuhuapi – La Junta

45

La Junta – Villa Sta Lucia

69

Villa Sta Lucia – Chaitén

76